Carta del Consiliario. Noviembre 2019

NOVIEMBRE 2019: SANTOS Y DIFUNTOS

Queridos cofrades: “Como te ves, me vi; como me ves, te verás”. De entre todos los epitafios sobre los que he leído últimamente no he encontrado uno más original y más cierto. No es solo parte del título de una película de hace unos años, es sobre todo una frase sabia y realista procedente de los tiempos medievales y encontrada en diversos túmulos funerarios castellanos… a mí me sirve para enviaros mi saludo cofrade desde esta página que estreno como consiliario. Felicito desde ella a nuestro hermano y amigo Ángel como nuevo Hermano Mayor. Como buen músico sabe lo importante que es una buena dirección de orquesta… Y le deseo ánimo, tiempo, entrega, dedicación y un gran servicio a todos los cofrades.


Estamos en Noviembre y mi carta no puede ir en otro sentido que no sea el de una invitación a la oración y el recuerdo. Bonita forma de empezar, me parece a mí. Como tantos vallisoletanos, acudiremos a nuestros cementerios para la oración y el recuerdo por nuestros difuntos, que a su manera fueron santos, seguramente que sí (todos los somos un poco). Conviene recordar en este mes que la santidad no depende tanto de una proclamación oficial en la iglesia cuanto de la decisión de cualquier vecino… Sed santos, como vuestro Padre celestial es santo. Esta evangélica llamada a intentar la perfección –por lo menos intentarlo- debemos ponerla en el frontispicio del edificio de nuestras actitudes como cofrades. A ello os animo, en este mes de santos y en todos los meses que se avecinan.