TRIDUO EN HONOR DE CRISTO DE LA CRUZ A MARÍA Y EN HONOR DE SANTÍSIMO CRISTO DE LA HUMILDAD

Cristo, que bajado de la cruz, eres puesto en brazos de tu Madre. Como José de Arimatea y Nicodemo, yo también quiero cargar con tu cuerpo muerto, para depositarte en el regazo de la Virgen de la Piedad. Ayúdame, oh Cristo a llevar tu cuerpo muerto, reconociendo en los hermanos enfermos y necesitados, tu propio rostro.


LECTURA-REFLEXIÓN

José de Arimatea, discípulo de Jesús, hombre rico, influyente en el Sanedrín, que ha permanecido en el anonimato cuando el Señor es aclamado por toda Palestina, se presenta a Pilato para hacerse cargo del Cuerpo del Señor. Se dispone a pedirle “la más grande demanda que jamás se ha hecho: el Cuerpo de Jesús, el Hijo de Dios, el tesoro de la Iglesia, su riqueza, su enseñanza y ejemplo, su consuelo, el Pan con que debía alimentarse hasta la vida eterna. José, en aquel momento, representaba su con su petición el deseo de todos los hombres de toda la Iglesia, que necesitaba de ÉL para mantenerse viva eternamente”.

También en estos momentos de desconcierto, cuando los discípulos, excepto Juan, han huido, hace su aparición otro discípulo de gran relieve social, que tampoco ha estado presente en las horas de triunfo. Llegó Nicodemo, el mismo que había venido a Él de noche, trayendo una mezcla de mirra y áloe, como de cien libras.

¡Cómo agradecería la Virgen la ayuda de estos dos hombres: su generosidad, su valentía, sí piedad! ¡Cómo envidiamos a José de Arimatea y a Nicodemo! ¡Cómo nos gustaría haber estado presentes para cuidar con inmensa piedad del Cuerpo del Señor!: “Yo subiré con ellos al pie de la Cruz, me apretaré al Cuerpo frio, cadáver de Cristo, con el fuego de mi amor…, lo desclavaré con mis agravios…, lo envolveré con el lienzo nuevo de mi vida limpia, y lo enterraré en mi pecho de roca viva, de donde nadie me lo podrá arrancar, ¡y ahí, Señor, descansad!

PETICIONES:


Unidos a Cristo de la Cruz a María y a Cristo de la Humildad, les decimos: Ayúdanos a reconocerte en cada hermano necesitado


  • Para que sepamos ver tú rostro en aquellos hermanos que sufren.

  • Para que al igual que Tú, sepamos dar nuestra vida pos los hermanos.

  • Para que sepamos servirte en quienes nos necesitan.


Pídase la gracia que se desea alcanzar en este Triduo.


INTENCIONES DEL TRIDUO: Pedimos por las víctimas del coronavirus.


ORACIÓN FINAL


SEÑOR TODOPODEROSO, CUYO UNIGÉNITO DESCENDIÓ AL LUGAR DE LOS MUERTOS Y SALIÓ VICTORIOSO DEL SEPULCRO, TE PEDIMOS QUE CONCEDAS A TODOS TUS FIELES, SEPULTADOS CON CRISTO POR EL BAUTISMO, RESUCITAR TAMBIÉN CON ÉL A LA VIDA ETERNA. POR JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR.


AMÉN.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© Muy Ilustre Cofradía Penitencial de Nstra. Sra. de la Piedad.

Valladolid, Castilla y León, España. 2020 

cofradíadelapiedadva@hotmail.com

983 250 060

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco