CARTA DE NUESTRO HERMANO MAYOR A LOS COFRADES