FELICITACIÓN DE LA PASCUA DE NUESTRO CONSILIARIO

A TODOS LOS COFRADES DE NUESTRA SEÑORA DE LA PIEDAD


Queridos cofrades: ha pasado un mes de nuestro quedémonos en casa. Como os decía entonces, no es fácil y no está siendo fácil, pero es lo más solidario y fraterno que podemos hacer dadas las difíciles circunstancias que vivimos. Solidarios con los que tienen que ir a trabajar y solidarios, sobre todo, con nuestros sanitarios y enfermos que podrán recibir y ofrecer una mejor atención.


Hemos vivido de una forma insospechada pero profunda una Semana Santa que nadie la hubiera imaginado. Hemos añorado más que nunca no poder acompañar a nuestra Madre a cielo y noche abiertos. Pero lo hemos hecho desde lo profundo del corazón, con la celebración del Triduo Pascual. Un JUEVES SANTO, día del amor fraterno y de la caridad, día también de los sacerdotes que ofrecemos con vosotros el pan y el vino cada domingo para que sea bendecido por Dios y repartido y compartido por todo el pueblo. El VIERNES SANTO, día de cruz y sufrimiento en el que hemos orado especialmente por los que se nos han ido y por los que siguen o van a estar enfermos en nuestros hospitales y residencias. En su cruz sigue hoy, Jesús, acompañando a cada enfermo. ÉL mismo está en cada enfermo. Y hoy, DOMINGO DE RESURRECCIÓN o de PASCUA, queremos felicitaros de todo corazón este tiempo nuevo de alegría y vida resucitada. En primer lugar, porque los creyentes creemos que la muerte, aún cruel y dramática como está viniendo, no tendrá la última palabra sobre nosotros. Y, en segundo lugar, porque no hay mal que cien años dure y comenzamos, hoy mismo, un tiempo nuevo de esperanza que coincidirá, sin duda, con una primavera florida en nuestros campos y, tras esta terrible crisis sanitaria, económica y social, con una vida comunitaria en nuestros barrios y ciudades, en nuestros pueblos, más fraterna, solidaria y auténtica. Tendremos todos que arrimar el hombro para hacer crecer esta esperanza. Pero eso, y no otra cosa, es la Pascua, el tiempo que hoy inauguramos.


Animémonos unos a otros. Ánimo y esperanza. Y que, cuando tengáis un rato hoy y todos los días de esta Pascua ¡que son cincuenta, hasta Pentecostés!, recéis esta oración de esperanza, resurrección y vida. Por nosotros y por todos nuestros enfermos y difuntos. Con todo mi cariño, esperando vernos pronto en torno al altar y a los pies de Nuestra Madre de Piedad para abrazarnos de nuevo.


¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN A TODOS!


P. José Ignacio Postigo Cacho, Consiliario


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© Muy Ilustre Cofradía Penitencial de Nstra. Sra. de la Piedad.

Valladolid, Castilla y León, España. 2020 

cofradíadelapiedadva@hotmail.com

983 250 060

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco